Los "coches conectados" del futuro desempeñarán muchos papeles, incluyendo la mejora de las operaciones de los concesionarios de automóviles